Superalimentos

Mis imprescindibles en la cocina

Desde hace unos pocos años, los superalimentos, que siempre han estado ahí, se han instalado en nuestra vida cotididiana de una manera mas accesible.
Soy fan incondicional de los de la marca DRASANVI. Me consta su proceso de selección de la materia prima, extremadamente minucioso y siempre de acuerdo con los estándares de los productos ecológicos de la UE, probados con respecto a los metales pesados, pesticidas y otros contaminantes.

Son denominados superalimentos por que su acción nutricional y terapéutica van unidos. El proceso de liofilizado, que es la técnica de deshidratación, se realiza a travésde chorros de aire ultrafrios que luego permiten que el producto sea pulverizado manteniendo todos sus beneficios.

Me gusta mucho además el sistema de packaging de DRASANVI, el doypack. Por un lado reducen la huella de carbono con el transporte y luego, cuando utilizamos el producto en casa, mediante el sistema de cierre zip, podemos expulsar el aire del envase y alargar la vida del producto. A la hora de almacenaje en el armario, no ocupan apenas espacio y la decoración de las bolsas resulta muy atractiva.

A día de hoy, los superalimentos de Drasanvi están dividos en 5 series, algas, azúcares, vegetales, hongos o setas y semillas.

Dentro de las algas tienen la Spirulina y la Chlorella. La spirulina, superconocida, ya que se ha incorporado desde siempre a la alimentación de los astronautas, tiene un 64% de proteína y es rica en nutrientes como el hierro y las vitaminas B y K.
El alga Chlorella, proviene de aguas dulces tranquilas, por lo que no tiene contenido en yodo. Con un 54% de proteinas, es el perfecto para los veganos por su alto contenido en B12, fundamental para los procesos metabólicos. Del alga Chlorella me parece espectacular que contribuya a la eliminación de metales pesados mediante quelación. En el día a día, por cuidado que tengamos, ingerimos metales pesados como el mercurio o el arsénico. Lógicamente en cantidades ínfimas y que son prácticamente in detectables en nuestro organismo. La quelación es un proceso mediante el cual, un “agente” en este caso la Chlorella, actúa como imán del metal y puede ser expulsado, en vez de quedarse dentro del organismo.

En la elaboración de los platos, las dos aparte de textura, aportan un sabor marino y hacen los platos apetitosos enriquecidos con su color verde.

Dentro de los azúcares, el azúcar de Coco, que se extrae de la savia de las flores, es un edulcorante alternativo rico en ácido láurico presente tambien en la leche materna. Tiene un rico sabor a caramelo y su indice glucémico es de un 37, frente al 64 del azúcar blanco.

El azúcar de Abedul, el único superalimento que no tiene la certificación Bio debido a su trazabilidad, tiene solo un 6 de Índice Glucémico. Ideal para diabéticos de Tipo I, ayuda a reducir los niveles de glucosa después de comer. Tiene un sabor refrescante y endulza igual que el azúcar convencional.

Los superalimentos vegetales son maca, brócoli, hierba de cebada, hierba de trigo, y proteína de guisante.

La maca andina, incrementa la histamina y tiene acción directa sobre reactores de dopamina. Incrementa la libido y está muy rica añadida sin mas a un café con leche. Muy fácil de tomar.

El brócoli, alimento de los superdeportistas, tiene unas altas cualidades de protección celular. Es ideal tomarlo así, ya que el brócoli como tal, al ser cocinado pierde el 20% de su valor nutricional y un 45% de su valor terapéutico. Aporta sulforafanos, poderoso agente anticancerígeno.

La hierba de cebada y la hierba de trigo ayudan a tratar la fatiga y el cansancio. Utilizar la hierba de trigo antes de las comidas en forma de batido, nos permite tener las enzimas disponibles para hacer mejor la digestión. La hierba de cebada aporta 19 de los aminoácidos esenciales. Tiene 10 veces mas calcio que la leche, 25 veces mas potasio que el plátano y 15 veces mas vitamina C que las naranjas.

La proteína del guisante es imprescindible para la dieta de los mayores. Con un 85% de proteína de fácil absorción, ideal para sistemas renales empobrecidos por la edad. Tiene una baja cantidad de carbohidratos y grasas.

El Reishi es un prebiótico que equilibra la microbiota favoreciendo la acción de los bastofitos. Denominada en China como “seta vital” o milenaria, regula y equilibra el PH. El Shiitake, potencia el sistema inmunológico y tiene una potente acción antitumoral. Son dos productos complementarios que se pueden utilizar de manera simultánea.

Las semillas, Chía y Cáñamo aportan grandes cantidades de Omega 3. La semilla de cáñamo no contiene el alcaloide y es rica en hidratos, fibras, calcio, magnesio y fósforo. La semilla de Chía, provoca un efecto saciante a través de los mucílagos, que absorben los líquidos a los que las sometemos, creando un tipo de bolsa gelatinosa.

Muy importante, los superalimentos no se deben someter a mas de 40º de temperatura para que no pierdan sus propiedades.